Evangelización

Desde que intento entender algo de este mundo de los medios sociales, una de las cosas que más he escuchado es la idea de evangelizar a los incrédulos que relativizan los beneficios de este nuevo modelo de relación, sobre todo a los jefes, que suelen ser los más desconfiados.

Y precisamente estos días, haciendo limpieza de correos antiguos, me he encontrado con una presentación que te envían para que reflexiones. En concreto, es la de un supuesto diálogo entre Leonardo Boff, un sacerdote partidario de la Teoría de la liberación, y el Dalai Lama. A la pregunta del primero sobre cuál es la mejor religión, este último responde: aquella que te hace ser mejor persona. ¿Y qué es lo que me hace ser mejor?, replica Leonardo. Y el Dalai Lama dice: lo que te haga ser más compasivo, más sensible, más objetivo, más afectivo, más humanitario, más responsable, más ético. Lo realmente importante es tu comportamiento hacia tus coetáneos, familiares, compañeros de trabajo, tu comunidad, hacia el mundo, en definitiva. El universo es el eco de tus acciones y tus pensamientos. La ley de la acción y la reacción no es exclusivo de la física, sino que también lo es de las relaciones humanas.

Luego sigue, pero lo que plantea el Dalai Lama (o al que queráis poner, da igual) tiene una analogía directa con la web social. Ahora ya no sirve lanzar mensajes a la red. Ahora tienes que escuchar si quieres ser escuchado, tienes que relacionarte para que te conozcan. Y para ello, solo lo puedes hacer siendo transparente, honrado, honesto, pues nos guste o no, todo lo que hagamos en la web social quedará registrado, y para siempre. Y ya no se concibe un futuro sin la hiperconectividad.

Y si toda esta carrera nos tiene que llevar a ser mejor personas, habrá valido la pena intentarlo.

Advertisements

Paréntesis

Estoy sin internet en casa debido al traslado. Ahora puedo postear gracias al iPhone de Marga y la facilidad de posterous.

La semana que viene también lo tendré complicado para publicar.

Y, cambiando de tercio, ayer leía una noticia en la que se informaba de que la Casa Real hará pública su agenda y se podrá seguir por las redes sociales. Hasta ahora las reuniones del Rey eran secretas. Un ejemplo más de que estamos ante un cambio de modelo en relación a cómo nos relacionamos.

Posted via email from enric camarero brú

Cansado, pero contento

El piso nuevo ya va cogiendo forma. Bien, mejor dicho, va cogiendo color. Ya está pintado y con suelo nuevo en los dos dormitorios.

Esta semana toca excursión a Ikea, hacer algunos arreglos para rematar enchufes y suelo, que nos vengan a cambiar la campana de la cocina, un repaso con la pintura en una de las habitaciones… Esto de redecorar tu vida está muy bien, pero cansa que no veas. El plato fuerte será el último fin de semana del mes, que es el del traslado…

La mudanza es motivo suficiente para convertirte en fiel beato de la doctrina del e-book. Es capaz de hacer tambalear las sólidas filias de los amantes del libro en formato papel, en el momento que ves la de cajas que tendrás que hacer para llevarlos de un sitio a otro. Y eso que nosotros tenemos una biblioteca normalita.

Pero, a pesar de todo, estoy contento y con ganas de que llegue el uno de marzo. Pongamos el quince, que ya estaremos mejor instalados. Y deseoso de que se acabe este frío porque si no sufriremos de lo lindo, ya que, de momento, no tenemos ningún tipo de calefacción.

Y, hoy, puede haber una sorpresa agradable. Ver a James Ellroy en persona e intentar que me dedique su nuevo libro Sangre vagabunda.

Mientras tanto, sigo buscando y comparando (y cuando encuentre algo mejor lo compraré) ordenadores de sobremesa. Pero me gusta mucho el inspiron zino de dell. Y tengo controlados también algunos monitores que, como no tengo ni pajolera, me parecen chulos.

En fin, sigamos para bingo…

Mudanzas y educación expandida

Durante todo lo que queda de mes estaré pensando en una única cosa: la mudanza.

Después de varios (muchos) meses buscando piso, finalmente encontramos uno que nos dio muy buenas sensaciones. Una vez tuvimos el visto bueno de “la propiedad”, firmamos y, llaves en mano, ya disponemos del nuevo hogar. La idea era irnos a mediados de febrero, pero los propietarios del piso actual nos han hecho pagar todo el mes y, por lo tanto, no marcharemos hasta marzo. Pero, a pesar de disponer de un poco más de tiempo, que nos irá bien para hacer unos arreglos antes de entrar, el nerviosismo “de lo urgente” ya ha empezado, y, de inicio, ya me ha alterado el momento de publicar. No es que me gusten mucho las entradas que voy añadiendo al blog, pero la intención era publicar una breve a la semana la noche del domingo para ir cogiendo el ritmo, y esta la estoy escribiendo en la mañana del lunes.

Por lo demás, este fin de semana, en la comida de cumpleaños de una amiga, estuvimos hablando de la educación expandida, y la posibilidad de crear un ambiente educativo más igualitario gracias a las tecnologías de la educación y la información estableciendo relaciones más horizontales entre docentes y alumnos:
http://www.educacionexpandida.org

Cambios, cambios…

La globalización era esto

Gracias a Marga he descubierto dos entradas de dos blogs americanos muy interesantes.

Uno es una serie de pensamientos acerca de la sociedad en la que vivimos y el otro es una divertida reflexión sobre el “buen o el mal dormir”, de la que es fácil sentirse identificado en alguna de la situaciones planteadas.

1. Orwell / Huxley

2. Good night and tough luck

Siguiendo con lo de Orwell / Huxley, ¿son Apple, Google y Microsoft el Gran Hermano?

· iPad, peligro para tus derechos

· Algunos comentarios de este post son para Mudler y Scully

Y mientras, leyéndome el libro No sabeu pas (Vosotros no sabéis), en el que Andrea Camilleri explica entre otras cosas, cómo dirigía la mafia Bernardo Provenzano, el capo de la Cosa Nostra, detenido en el 2006 en una casa de campo siciliana: a base de mensajes codificados escritos a mano en trocitos de papel.

— EDITO 01/02/2010 —
Hoy he leído el capítulo del libro donde explica que Provenzano escribía las notas mediante una (varias) máquina de escribir… entre otras cosas, porque era medio analfabeto y así los errores ortográficos los podía achacar al tecleo.

Siglo XXI. Primera década.

Leí el otro día un artículo de un escritor y profesor, del que no recuerdo el nombre, en el cual decía que los siglos empiezan realmente después de la primera década. Y ponía como ejemplo dos hechos. La deposición de Napoleón (1814) y la Primera Guerra Mundial (1914).
Tenga o no razón, la cuestión es que ya hemos cumplido una década. Así que, en breve y a nivel musical, saldrá una hornada de grupos musicales influenciados por la música de los noventa. (Me he acordado que hace tiempo vi un documental sobre la historia del rock y demostraban que, para diferenciarse de sus predecesores, los músicos de una década tenían como influencia la música que hacían veinte años atrás.)

¿Y qué es lo que destacaríais de esta década que acabamos de cumplir?

Es una pregunta para expertos, pero yo destacaría el uso de las tecnologías de la información y comunicación en nuestra cotidianidad, y las posibilidades de acceso al conocimiento que tenemos ahora. Si bien me gustaría que estas posibilidades las pudiera disfrutar todo el mundo, sin riesgo a que los pocos que las tienen sigan avanzando, progresando, y los que no las tienen se vayan quedando atrás, siendo la brecha entre unos y otros cada vez más amplia.

2010

Se acaba el año. Siendo muy original y teniendo en cuenta que mi ordenador no quiere conectarse, y estoy de vacaciones y de prestado, voy a hacer una lista. Además, tras leer documentación relacionada con la gestión del estrés, voy a intentar evitar e interiorizar el usar los “debería/no debería”, “podría/no podría”, por los “puedo” y “quiero”:

• Leer más.
• Ir más al cine y al teatro.
• Pasar más tiempo con los míos.
• Hacer más escapadas.
• Hacer un buen viaje.
• Ver apenas la tele, y del tiempo que pase delante del aparato, sea porque está puesto algún DVD interesante.
• Hacer más ejercicio físico.
• Ser más organizado.
• Planificarme las tareas a hacer.
• Gestionar mejor mi correo electrónico, profesional y personal.
• Comer bien.
• Aprender más sobre “social media”, “web 2.0”, “web 3.0”, “web semántica”, “real time web”… y el uso de las herramientas relacionadas.
• Mejorar en el trabajo.

Podría… ejem… Puedo seguir con la lista, pero todo se engloba en gestionar mejor el tiempo, y ahora necesito gastarlo en otros menesteres como prepararme para el viaje a Madrid y despedir el año allí.
¡Feliz año y que os venga cargado de buenos proyectos!

%d bloggers like this: