Where books com to life

Me gustan mucho los libros, pero me gusta mucho más leer. Es por esto por lo que no me importará leer mis novelas preferidas en un ereader, como parece ser que va a ocurrir dentro de pocos años.

Actualmente, ya está conviviendo el libro electrónico con el libro impreso, siendo este último todavía el de mayor uso. Pero la red ha revolucionado, y de qué forma, el modelo de negocio de muchos sectores (si no que se lo pregunten al de la música y al del cine). Y el editorial es otro de los que más va a notar la evolución de la tecnología, hasta el punto de que no es nada descabellado pensar que en muy poco tiempo el libro electrónico sustituirá al libro en papel. Los amantes de este último apelan al romanticismo de abrirlo y sentir ese olor especial, el pasar páginas, etc., pero las ventajas de un dispositivo para leer libros electrónicos dan para una lista muy larga. Como ejemplo, las escuelas. Que los niños puedan llevar, en un aparato de pocos gramos, más libros de los que podrán leer en toda su vida, y dejar en casa las malditas mochilas que les destrozan la espalda, no tiene precio, que dice el anuncio.

Es por esto por lo que todos los agentes que intervienen en el sector editorial están empezando a tomar posiciones por lo que les puede venir encima, y evitar que les suceda lo que les pasa hoy al sector musical y audiovisual.

No sé qué sucederá en unos años, aunque soy de los que cree que el libro tradicional desaparecerá y, quizás, se hagan ediciones especiales en papel, como ocurre ahora con los discos de vinilo, pero lo que si es evidente es que la literatura no morirá. Y mientras vamos sabiendo qué ocurrirá, disfrutemos de este anuncio, encargado por el New Zeland Book Council para promocionar el título Going West. Viéndolo dan ganas de leer el libro y se afianza mucho más la creencia del placer que te da la lectura, hábito que se torna mucho más imprescindible para sobrevivir en esta Sociedad del Conocimiento, aunque suene paradójico.

Vía:  jamillan

Advertisements

4 Responses to Where books com to life

  1. Marga says:

    ¡No, no y no! ¡Me niego! ¡Yo los quiero en papel de toda la vida!

  2. enriconline says:

    Pues bueno. Veamos si en unos años seguiremos leyendo en papel o no, querida.

    Estamos en una nueva era… flasssssh… 😉

  3. Cris says:

    Esta tarde he estado probando dos e-readers.
    Mira, tengo un trastero enorme lleno de estanterías (cerradas) repletas a su vez de libros que en una o varias ocasiones he leído y que por razones de espacio ahora mismo no me caben en casa. Están llenos de polvo y humedad, es cierto, pero también de momentos impagables.
    Y yo también los querría en papel de toda la vida, pero el papel NO es para toda la vida, y yo no soy sentimental, ni me aferro a olores, ni a la cosa esa de pasar páginas (te lo está diciendo una escritora-gran lectora) como gran placer que aducen algunos… Me aferro al gran placer de la lectura. Y la comodidad no hace sino incrementar el placer… 😉

    En nuestro país, en materia de gestión de derechos, tendríamos que correr muchísimo, para ponernos a la altura de la velocidad a la que avanza la tecnología e-reader y su uso en otros países. Y de momento sólo nos lo estamos planteando, y no de la manera más acertada…
    Aún así… leeremos 🙂

  4. enric says:

    Por supuesto, Cris, que leeremos.

    Veo que ya vuelves a estar “online”. ¡Buen síntoma!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: