2010

Se acaba el año. Siendo muy original y teniendo en cuenta que mi ordenador no quiere conectarse, y estoy de vacaciones y de prestado, voy a hacer una lista. Además, tras leer documentación relacionada con la gestión del estrés, voy a intentar evitar e interiorizar el usar los “debería/no debería”, “podría/no podría”, por los “puedo” y “quiero”:

• Leer más.
• Ir más al cine y al teatro.
• Pasar más tiempo con los míos.
• Hacer más escapadas.
• Hacer un buen viaje.
• Ver apenas la tele, y del tiempo que pase delante del aparato, sea porque está puesto algún DVD interesante.
• Hacer más ejercicio físico.
• Ser más organizado.
• Planificarme las tareas a hacer.
• Gestionar mejor mi correo electrónico, profesional y personal.
• Comer bien.
• Aprender más sobre “social media”, “web 2.0”, “web 3.0”, “web semántica”, “real time web”… y el uso de las herramientas relacionadas.
• Mejorar en el trabajo.

Podría… ejem… Puedo seguir con la lista, pero todo se engloba en gestionar mejor el tiempo, y ahora necesito gastarlo en otros menesteres como prepararme para el viaje a Madrid y despedir el año allí.
¡Feliz año y que os venga cargado de buenos proyectos!

Advertisements

Modelos

Siempre ha sido así, pero, debido al efecto multiplicador de la red, estamos ante un cambio de modelo en donde la cooperación, la colaboración entre personas es imprescindible para llevar a buen puerto cualquier proyecto que tengamos entre manos.

Espacios colaborativos, documentos que se pueden compartir, mensajería instantánea, movilidad, tweets como altavoces de lo que hacemos, videoconferencias… Tenemos a nuestra disposición innumerables herramientas gratuitas para poder trabajar mejor, estar mejor conectados, ser más productivos en definitiva. Pero me complace que el ejemplo de todo esto, la “metáfora” del trabajo en equipo, de saber transformar un grupo en un equipo y un equipo en un equipo eficaz, que dicen los expertos, sea el Barça de Josep Guardiola.

No deja de ser gracioso que un entrenador de fútbol, deporte donde todo gira alrededor del tópico y la repetición (“el fútbol es así”, “ni antes éramos tan malos ni ahora somos tan buenos”…) y que en los últimos años se ha convertido en una hoguera de las vanidades con galácticos de cartón piedra, sea el modelo a seguir para los más jóvenes y no tan jóvenes en ámbitos que trascienden al puramente deportivo.

Pero es bueno, muy bueno, que el equipo que ha construido Guardiola sea el paradigma del trabajo bien hecho, de la búsqueda de la excelencia, de la motivación, del “persistir, persistir i persistir” para llegar al éxito.

Leía en twitter una cita que no sé cómo acaba, pero empezaba con “Si no le das una oportunidad al talento…”, y, aunque desconozco el final de la frase, puede dar a entender que, está muy bien tener talento, pero la única manera de sacarlo, de que se manifieste en toda su dimensión, es trabajando. Y Guardiola es lo que ha hecho, y lo que está haciendo, trabajar y sacar lo mejor de cada uno de sus jugadores, dando oportunidad al talento.

Tot guanyat, Tot per guanyar. (Todo ganado, Todo por ganar.)*

* Es un poco “guerrero” este eslogan, y muy publicitario, pero resume muy bien la humildad con la que el Barça de Guardiola afronta todos los partidos. Otro de sus máximos valores.

Where books com to life

Me gustan mucho los libros, pero me gusta mucho más leer. Es por esto por lo que no me importará leer mis novelas preferidas en un ereader, como parece ser que va a ocurrir dentro de pocos años.

Actualmente, ya está conviviendo el libro electrónico con el libro impreso, siendo este último todavía el de mayor uso. Pero la red ha revolucionado, y de qué forma, el modelo de negocio de muchos sectores (si no que se lo pregunten al de la música y al del cine). Y el editorial es otro de los que más va a notar la evolución de la tecnología, hasta el punto de que no es nada descabellado pensar que en muy poco tiempo el libro electrónico sustituirá al libro en papel. Los amantes de este último apelan al romanticismo de abrirlo y sentir ese olor especial, el pasar páginas, etc., pero las ventajas de un dispositivo para leer libros electrónicos dan para una lista muy larga. Como ejemplo, las escuelas. Que los niños puedan llevar, en un aparato de pocos gramos, más libros de los que podrán leer en toda su vida, y dejar en casa las malditas mochilas que les destrozan la espalda, no tiene precio, que dice el anuncio.

Es por esto por lo que todos los agentes que intervienen en el sector editorial están empezando a tomar posiciones por lo que les puede venir encima, y evitar que les suceda lo que les pasa hoy al sector musical y audiovisual.

No sé qué sucederá en unos años, aunque soy de los que cree que el libro tradicional desaparecerá y, quizás, se hagan ediciones especiales en papel, como ocurre ahora con los discos de vinilo, pero lo que si es evidente es que la literatura no morirá. Y mientras vamos sabiendo qué ocurrirá, disfrutemos de este anuncio, encargado por el New Zeland Book Council para promocionar el título Going West. Viéndolo dan ganas de leer el libro y se afianza mucho más la creencia del placer que te da la lectura, hábito que se torna mucho más imprescindible para sobrevivir en esta Sociedad del Conocimiento, aunque suene paradójico.

Vía:  jamillan

La conversación

He leído en varios sitios que la tendencia actual para poder llegar a tu audiencia en medios online (que se están convirtiendo en EL MEDIO) es la conversación. Debes conseguir dejar tu idea (marca, producto…) en la comunidad, que esta se haga suyo tu mensaje, lo difunda y lo comparta para poder llegar al máximo de gente.

El vender ya no vende. Esto es así porque hemos dejado de ser simples consumidores. Ahora somos prosumidores (productores + consumidores). Aparentemente, somos mucho más críticos con lo que nos enseñan y no es tan fácil vendernos la moto.

Y pensando, pensando, veo que este método no es tan nuevo. La memoria me ha llevado a un libro muy recomendable, La tercera virgen de Fred Vargas, y a la película, buenísima también, Donnie Brasco. En la novela, el protagonista y comisario Adamsberg ha de investigar una serie de asesinatos que lo llevarán a un pueblo francés, e, inteligentemente, se va al bar del pueblo, se deja ver por los prohombres que juegan la partida y aprovecha esa circunstancia para entrar en la conversación… Y ser sometido a un tercer grado por el grupo. Una vez ganada su confianza, acaba consiguiendo lo que quiere de ellos.

En Donnie Brasco, un agente del FBI debe infiltrarse en la mafia de New York, y, pasándose por joyero, se amista con un pistolero de medio pelo venido a menos dentro de la organización.

¿Hay tanta diferencia entre el medio online y offline en cuanto a las relaciones? No lo sé. Ahora es más fácil llegar a muchísima gente que comparta tus mismos intereses, pero, en esencia, sigue siendo lo mismo. Estoy seguro de que se pueden encontrar analogías en cualquier comparación online/offline, pero me gusta este cambio de tendencia y que la base de las relaciones entre marcas y prosumidores sea la conversación, aunque esta sea interesada y nos adulen. ¿Recordáis la escena de Pretty Woman en la que Julia Roberts es ninguneada en una tienda de Rodeo Drive hasta que llega Richard Gere y le dice al encargado: Hágale la pelota, y el otro se deshace en elogios hacia ella?

* Gata, negaré en público haber hecho referencia a Pretty Woman.

Bookmark and Share

%d bloggers like this: